Condominios

Para nosotros es importante cuidar su patrimonio, maximizar sus recursos y solventar las necesidades de su condominio.

Imprimir

Liderazgo: Influir o Manipular

Escrito por Carlos Gonzalez Pires.

Mucho se ha escrito y hablado sobre este tema, Liderazgo.  Hay diferentes definiciones, tendencias, estilos, etc. Yo quiero tratar este tema desde el enfoque de la PNL.  Pero antes de comenzar quiero puntualizar un par de cosas que creo son importantes para entrar en contexto.

No existe la verdad. Pretendo no querer tener la razón sobre esta temática, solo hacerte ver que “eso” que llamamos “verdad”, no existe, sólo es nuestra interpretación. Existen tres “verdades” sobre un tema, Tu verdad, Mi verdad y La verdad. No existen en el mundo dos personas que puedan percibir algo de la misma manera. Lo que para ti es rojo, para mi puede ser carmín, o rosa intenso. Percibimos parte del mundo, eso que nosotros conocemos como “realidad”, únicamente es nuestra interpretación.

Déjame darte un ejemplo. Nuestra capacidad auditiva está restringida a cierta banda sonora, entre los 20 y 20.000 ciclos/segundos, la capacidad auditiva de un perro es cuatro veces superior. Ellos perciben sonidos que nosotros no podemos. Nuestra visión es sensible únicamente a ondas situadas entre las 380 y 680 milimicras. La visión de las águilas es 8 veces superior. Es decir, percibimos parte de la verdad, parte del mundo que nos rodea, y procesamos esa porción de información y formamos “nuestra” verdad. Entonces te pregunto, ¿qué es la verdad?

A la Programación Neuro Lingüística, no le interesa tener la razón, de hecho, la PNL ¡¡no es la verdad!!  Sólo es un sistema que funciona.

A partir de estos postulados, podemos comenzar a hablar del tema.

No te voy a dar un tratado sobre PNL, prefiero reflexionar sobre lo que dice el título de este artículo.

¿Qué es Liderazgo?  El diccionario dice que la palabra liderazgo define a una influencia que se ejerce sobre las personas y que permite incentivarlas para que trabajen en forma entusiasta por un objetivo común. Quien ejerce el liderazgo se conoce como líder.

Para mí, Liderazgo es tener una Visión de mundo tan grande, maravillosa, antojable, que la gente se sienta atraída y quiera ser parte  de ella. En otras palabras, un líder no acarrea gente, no obliga a nadie, un Líder, inspira, motiva, enrola, enamora, de tal manera que la gente se apropia de la empresa, del lema, de la bandera, del proyecto que se lleva adelante.

Para fortalecer este liderazgo, hay técnicas, que aporta la PNL que nos permite definir los procesos mentales de las personas, y comunicarnos con un lenguaje entendible para ellas. Con hacer algunas preguntas, puedo determinar qué tipo de memoria utiliza la persona, puedo distinguir patrones de razonamiento y esta información me permite hablarle en su “lenguaje sensorial”.

Aquí es donde comenzamos a caminar por la delgada línea que separa al liderazgo que se ejerce desde la influencia honesta a la de la manipulación.

De hecho, manipular no es liderar. Jamás podrá serlo. Quizás manipulando pueda tener un éxito personal, obtener eso que tanto quiero, pero será un resultado superfluo, liviano, con fecha de caducidad.  Por el contrario, cuando un líder influye en las personas de manera positiva, obtiene de ellas lo que requiere. Una de las cosas más importantes, Lealtad. Algo que jamás podrá obtener un manipulador.

Un líder vive desde la integridad, la confianza y la honradez. No imita, no pretende ser, no finge. Demuestra con hechos, más que con palabras.  Enseña con el ejemplo. Un padre le dice a su hijo, “hijo, ten cuidado por donde caminas”, y el niño le responde, “no papá, ten cuidado tú por donde caminas, recuerda que yo te vengo siguiendo”.  No hay un ejemplo más claro de liderazgo, que el de un padre que enseña a su hijo por donde caminar. Eso hace un líder, y eso precisamente es lo que hace al líder.

¿Cuáles son las características compartidas de los mejores líderes?

Son modelos de carácter consistente. Es decir, generan tal confianza, que las personas les siguen constantemente.

Cuando se comunican, lo hacen desde la honestidad. Y la honestidad es una congruencia entre lo que pienso, digo, siento y hago. Pienso lo que digo, digo lo que siento, siento lo que hago y hago lo que pienso. Congruencia.

En el preciso momento en que Bill Clinton reconoció su “desliz” con la becaria en la Casa Blanca, en ese momento subió su índice de popularidad. La gente aprecia en su líder, la honestidad. Cuando este reconoce sus faltas y debilidades, la gente es más propensa a relacionarse de mejor manera con su líder. Sea transparente.

Humildad. Un valor algo raro, en el preciso momento que digo que soy humilde, en ese momento, deje de serlo. Un líder no se mueve por el ego, la envidia o los celos. No se cree superior a nadie. Su competencia es Ser una mejor versión de sí mismo de manera constante.

Un líder no se apoya en su gente, apoya a su gente. Les ayuda a tener éxito y por añadidura, también él se vuelve exitoso.

Cumple sus promesas. El verdadero líder, cumple sus promesas, siempre. Para esto es necesario desarrollar la disciplina, es decir, hacer lo que dijiste que ibas a hacer, en el momento que dijiste que lo ibas a hacer, de la manera que dijiste lo ibas a hacer, tengas o no tengas ganas. Si le dices a tu hijo que el sábado a la tarde lo vas a llevar al parque… el niño fortalecerá su confianza en ti, cuando ese sábado le cumples tu promesa. Se requiere un alto nivel de compromiso.

No hemos venido al mundo a ser servidos, hemos venido a servir. Te podría dar todo un soporte religioso. Jesucristo vino a servir. Un líder está para servir.

Recuerdo en cierta ocasión un jefe que tenía en Salto, Uruguay. Era un hombre que ejercía un gran liderazgo, no solo en su negocio, también en la sociedad. En cierta ocasión uno de sus empleados, un moreno de escasos recursos, padre de 5 niños, sufrió la descompostura de su refrigerador. En el momento en que este hablaba con un técnico, para que fuera a su casa a ver si tenía arreglo su refri, el jefe alcanzó a oír la conversación. Al cierre del negocio, el jefe llamó a su oficina a aquel empleado. Le preguntó qué había pasado con su refri, el empleado le contó la situación. El hombre le dijo, “no te preocupes, vamos por un refri, es usado, tiene un par de años, funciona muy bien y además consume muy poco. Trae la camioneta para cargarlo y llevarlo a tu casa”. José no podía creer que le estuviera pasando eso y temeroso preguntó. ¿En cuánto me lo va a vender? El jefe lo miró serio a los ojos y le dijo, no te lo estoy vendiendo, te lo estoy regalando.

Al entrar a la humilde casa de aquella familia, el jefe pudo ver las necesidades de aquella gente. Al cabo de varios meses, aquel empleado recibió varias tareas adicionales que le significaron muebles, estufa nueva, ropa para los niños, entre otras cosas. Al año siguiente le apoyó a reconstruir su casa. Le vendía algunos materiales a precios de costo, otros materiales se los conseguía con los proveedores y de esta manera aquel padre de familia, le pudo dar condiciones de vida mejores a su familia. Tal fue la influencia de aquel jefe, que otros empleados se ofrecieron para ayudar a su compañero a construir. Los fines de semana donaban horas de trabajo para eso.

Ha pasado mucho tiempo de aquello. El jefe hoy está retirado, tiene algunos problemas de salud, y por lo que me han contado, a su alrededor tiene gente de confianza que vela por él. Me quiero imaginar a un hombre moreno, de mirada tranquila, manos fuertes, regresando el servicio recibido.

El liderazgo se ejerce desde la integridad. Dando ejemplo, yendo adelante, mostrando el camino, viviendo en excelencia, no pretendiendo la perfección. Finalmente, estamos en este mundo para trascender, para influir positivamente en las personas. ¿Cómo te gustaría que te recordaran?       

En la próxima entrega hablaremos sobre la integridad.

Recuerda que espero tus comentarios en mi correo, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.   Hasta la próxima

 

Lic. Carlos A. Gonzalez Pires

Coach Ontológico

 

La serie de Documentos de Análisis de Success Desarrollo Organizacional divulga resultados de trabajos de investigación realizados con la finalidad de propiciar la reflexión e intercambio de ideas. El contenido de los Documentos de Análisis, así como las conclusiones que de ellos se derivan, son responsabilidad exclusiva de los autores y no reflejan necesariamente las Success Desarrollo Organizacional.